Villetta Di Negro

Un panorámico y escenográfico oasis verde (2 hectáreas) en pleno centro, edificado donde en siglo XVII surgia el  Bastión de Santa Caterina, parte de la cinta de defensa de la ciudad.

Desde el relevo del desmilitarizado bastión de Luccoli en 1785, el area fue entregada a Ippolito Durazzo y, posteriormente,al Marqués Giancarlo Di Negro (1802), el cual creó aquí un jardín botánico, empeñándose a fundar y subvencionar por 6 años una escuela, que se transformó posteriormente en la cátedra de botánica por la Università di Génova. Aquí, Di Negro, realizó también el parque, que había adornado con bustos y estatuas.

En 1863, posteriormente a la desaparición del marqués en 1857, el ayuntamiento adquirió parque y villa, retomando algunas modificaciones: entre 1863 y 1892 se realizaron las cuevas, la catarata y la “casa del jardinero” al lado de la catarata. Esta fue costruida tras la demolición de la parte oriental del bastión perteneciente a las murallas de 1500.
En 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue  alcanzado por los bombardeos navales de los aliados contra la ciudad, destruyéndolo. En 1948 el ayuntamiento financió la reconstrucción del edificio con la imagen que tiene hoy en día. El parque acoge hoy Museo de arte Oriental, al interior del edificio racionalista del arquitecto Mario Labò (1953).

Información útil

Génova para los niños