Murallas y fuertes

Para los amantes de los castillos y las fortificaciones, muchas de las principales estructuras arquitectónicas defensivas genovesas están incluidas en el Parque de las Murallas de la Ciudad. Un patrimonio extraordinario de fuertes, terraplenes, murallas, torres y fortalezas, que también incluye la Lanterna, el símbolo de Génova, uno de los faros más antiguos que todavía es en funcionamiento.

La primera parte de las antiguas murallas en las colinas - la muralla más larga de Europa – fue construida en la primera mitad de 1600, cuando se erigieron 12 kilómetros de muros a lo largo de las crestas y más de 3 a lo largo de la costa para encerrar la ciudad.

Los caminos de acceso que conducen a los edificios militares forman una ruta de los fuertes y dominan las laderas boscosas y panorámicas. La visita a los fuertes y las murallas serpentea a lo largo de senderos perfectos para practicar senderismo en el verde, no muy lejos del centro de la ciudad.