La ciudad de los aperitivos

En Génova el aperitivo es obligatorio, una costumbre a la que pocos renuncian en los locales históricos, típicos o de tendencia, en las antiguas “osterie” y en los bares diseminados en el territorio, en las cafeterías de los museos y en tantas terrazas.

En la gran parada de drinks internacionales y de las bebidas naturales, hay dos especialidades que (como mínimo) no debemos perdernos: El “gotto” de vino blanco ligure acompañado de la famosa Focaccia, y el “baxeichito” basado en el fabuloso basílico.

!Y que triunfo de platitos ricos de exquisiteces varias puede hacer buena compañía a las copas! Unas patatitas, pastas saladas y las aceitunas... pero en el aperitivo Genovés podemos encontrar tanto en la barra como en la mesa abundancia de tapas: tocchi (porciones) de focaccia sencilla o adornada con queso de Recco, anchoas a la ammiraglia, “stecchi di Panissa” ( tiras de harina de Garbanzos) o “cucculli” bien caliente, catas de pasta al pesto, tomates secos al aceite, verduras a la plancha, tacos de tortilla y torta salada, canapes de salmón, pedacitos de “cima”, buñuelos de bacalao, embutidos especiales, rocas de queso y hasta pulpo al verde; todo ello en función del local y la estación.

Los locales y bares más frecuentados a la hora del aperitivo son precisamente aquellos del centro histórico, especialmente en la zona de la piazza delle Erbe, S. Donato, via S. Bernardo y toda la zona del “Porto Antico”.

En verano, además, hay una gran actividad a lo largo del mar y la zona de Nervi, especialmente el paseo, dónde también los chiringuitos son frecuentados para tomar una cerveza por la tarde o un cóctel durante la puesta de sol.

Información útil